Como ya sabes, además de encontrar los mejores productos ibéricos en Valencia, en nuestro restaurante podrás degustar uno de los platos estrella de nuestra carta: el carpaccio de buey. En este post vamos a contarte algunas características de esta delicia para el paladar y la historia (no sabemos si verdadera) del origen de su nombre.

El carpaccio de buey es una de las formas más exquisitas de degustar la carne de buey. Su elaboración se basa en cortar en láminas muy finas el solomillo de buey aún congelado para servirlo frío con queso parmesano, aceite y vinagre balsámico.

Se dice que el nombre de carpaccio surgió precisamente a partir de un plato de carne de buey que fue preparada en el Harry’s Bar, un restaurante de Venecia al que acudía regularmente una importante condesa de la ciudad. Como en esos momentos, la condesa tenía que seguir una dieta médica que la obligaba a comer carne cruda, el propietario del restaurante ideó un plato que hiciera más sabrosa la limitación culinaria de la comensal: láminas finísimas de carne de buey acompañadas de mostaza, parmesano y alcaparras. La condesa comparó los colores del plato con los de los cuadros de su pintor favorito, Vittore Scarpaza y de su apellido se dice que tomó para siempre el nombre este popular plato.

A la hora de preparar un buen carpaccio de buey es fundamental seleccionar carne de la mejorar calidad. En nuestro restaurante, tanto el carpaccio de buey como los productos ibéricos en Valencia que encontrarás, están elaborados a partir de una cuidada selección de la materia prima.

En El Cauce Cánovas Tapas & Bar te esperamos con lo mejor de la gastronomía de nuestra región, una cocina sana y cuidada recomendada por todos los expertos en alimentación.