A lo largo de nuestra trayectoria como restaurante para eventos en Valencia, podemos afirmar que muchos clientes deciden beber vino para acompañar a sus comidas. Como sobre gustos no hay nada escrito y para los maridajes no existe una verdad absoluta, es posible tener en cuenta varios criterios a la hora de elegir un vino. La forma en que ha sido cocinado el plato o la variedad de la uva son algunos de ellos.

Para las carnes rojas siempre se presta mucho más un buen vino tinto. Si viene acompañada de una sencilla guarnición, cualquier reserva o crianza de Rioja, Ribera del Duero o Somontano aportarán un sabor robusto, potente y concentrado. En el caso de que la carne haya sido cocinada al horno, es preferible un vino de crianza en barricada prolongada como el tempranillo. Por otro lado para el pollo siempre se escoge un vino tinto, pero si ha sido cocinado al limón y con hierbas aromáticas, un vino blanco potenciará todo su sabor cítrico.

Como restaurante para eventos en Valencia, te aseguramos que para un pescado encebollado con pimientos o tomate le irá genial un vino rosado. Si el pescado está cocinado en fritura los vinos más aconsejables son aquellos elaborados con variedades autóctonas de Andalucía como el Palomino. Si viene acompañado de un guiso, los blancos de Macabeo y Parellada ayudarán a potenciar su sabor. En caso de que el pescado esté relleno y tenga una salsa cremosa, un vino fermentado en barrica como el Sauvignon Blanc o el Chardonnay serán la mejor opción.

En Dehesa Santa María de Cánovas encontrarás el mejor restaurante para degustar tapas ibéricas y deliciosos platos elaborados con productos de calidad. Te garantizamos un ambiente amable y cercano para que disfrutes de una agradable comida.